Letras


AUKHERA (2014) 
 
1.- Amama (La de la abuela/amama)

La amama/abuela de Sestao nos contó una vez aquellos sucesos de posguerra, el largo tiempo que su padre pasó en la cárcel. Aquella historia que nos estremeció.  //  Su padre, al que visitaba a diario, pasó dos años en la cárcel de Bilbao. Perdía medio día hasta llegar, pero era la única opción hasta conseguir su libertad.  //  Al final, el general ha debido de perdonarlo, y para ello ha escrito una carta, pero el pequeño papel no ha conseguido llegar, perdido tres o cuatro semanas en el camino, y para cuando llegó, el padre ya está fusilado.  //  No hay dinero suficiente para enterrarlo. Han acudido al prestamista, pero esto también resulta caro. De todos modos, le llegó la hora de su funeral sin haber vivido una vida fácil.  //  La abuela ha dicho que está perdonado y no cabe negar que ello es virtud. Para que la historia no se pierda en el tiempo no apartemos al olvido a los nuestros. ¡Que no queden ocultos en mentiras!

2.- Txakoli  joven (Entre amigos)

Chacolí joven, sí, Chacolí joven de la costa en la barrica (x2) para beber ¡entre amigos! //  Viejos versos, sí. Tenemos nuevos y viejos versos para cantar ¡entre amigos!  //  Trabajo cada mañana, sí. Trabajo duro y cada mañana en la fábrica. Venga, ¡entre amigos! // Estrellas bailando, sí. Estrellas cantando y bailando muchas noches. ¡Entre amigos Kherau (hacer)!.

4.- Isiltasun ituna (Pacto de silencio)

Se sube el telón, comienza la función: la risa porta amargura. ¿Cuándo dejó esta historia de ser un cuento? La soledad, amiga implacable, ahora es mi íntima amiga. El salmón se ahogaba sometido a la evidencia.  //  Aquí me tienes, sordo y ciego, un mudo que grita. El pacto de silencio ha infectado la herida del recuerdo. Loco bailarín sin rumbo, el peaje demasiado caro: no hay lágrimas en mis ojos, pero si lluvia en mi alma.  //  Tras llegar a tu isla la recompensa fue un laberinto: bestia en el interior, tejedora en el exterior, cortaste el hilo… Apagando la vela, quemando la piel, preñada de cera, dando alas para luego derretirlas, luz solar que no da calor.  //  El largo invierno que me reservabas me invernó la sonrisa, demasiados otoños y muy escasa la primavera. Entre los escombros de la Torre de Babel tuve que ser piedra, queriendo pero no alcanzando a tocar el cielo, en el exilio de los faltos de sueños.  // Aquí me tienes, sordo y ciego, un mudo que grita. El pacto de silencio ha infectado la herida del recuerdo. Loco bailarín sin rumbo, el peaje demasiado caro: no hay lágrimas en mis ojos, pero si lluvia en mi alma.

5. Baila Rápido (Tarantella)

De un solo trago nos bebimos la corta noche, jugando entre los dos. La música del despertador: la banda sonora del baile entre las sábanas. La ragazza de Nápoles tenía la tarantella metida en el alma. Vivía rápido, veloz y apresuradamente... Vive bailando, porque la vida es una danza.  //  Questa tarantella (esta tarantella) che muore di pena (que muere de pena) se non la si balla con velocitá (si no se baila con velocidad) zai zoi bele (7,8,9) hasta en los zapatos sacaremos chispas.. Abre la barrica,dale candela, únete al pasacalles, zai zoi bele (7,8,9), ven tú también que el tiempo se acaba. // El astuto veneno del tiempo no tiene prisa. Como picados por la araña del reloj, la vida se nos va rápido, nadie nos avisó. Baila rápido, parece que ha comenzado, la trikitixa del funesto destino.  //  Tras un mes, perdí su visita y, en vez de esa cita, me cambió por dos gramos de polvo blanco, eso si que es durar!...Y la chica napolitana era tan clara como su nombre. Vivía rápido, veloz y apresuradamente... vive bailando, porque la vida es una danza. //  Recitado:  Los tiempos presentes se declinarán, en algún tiempo, en pasado. Eso que es una historia, también será Historia cuando no haya nadie para recordar. Un ritmo frenético, no dejes para pasado mañana, por lo visto lo presente no es eterno. Se trata de un concepto clásico, básico, típico, tópico, aún así a tener en cuenta.  Y...!PUM! ¡Y la explosión del Big-Bang! ¡la viruela en el planeta Tierra! ¡Y GAMBAS! ¡y ladridos de perro! ¡Este mono largirucho: ¡SU TURNO!, ¡El tañido de una campana!¡menuda parranda... banda... samba...! ¡borrachos: glup-glup! ¡MENUDA GANGA! Después de devorar tu momento...¡yace bajo tierra para siempre!

6. Nevada

La blanca tempestad del prado, la lluvia en soledad, la luna de Nevada me lleva con dulzura hacia ti. // Oveja descarriada inmigrante, sucia para los autóctonos. Perdería la cabeza si no estuvieras en mi recuerdo. //  Ai, oi, ene, te tenía en brazos, hija querida. Ai, oi, ene, hija de tu padre, flor de invierno. // Con tres metros de nieve y la garganta desgarrada muchos nos tragamos aquella mentira de la nueva vida.  //  Puñaladas en el corazón y en la corteza de los álamos. Prende/queda entre las raíces la carta que no te llegará.  //  Escaso trabajo durante 6 años, en el caos del rebaño. No me fue fácil dejar mi casa a cambio de esto. // Cuando tú naciste renuncié a (estar) junto a la cuna. Cuando volvamos a vernos, no te reconoceré.

8.- Badakit zagozana (Ya sé dónde estás/Ya sé que estás ahí)

Ya sé que te escondes tras las cortinas escuchando mis versos, querida, tan solo con un camisón. //  Con el cuerpo tembloroso y las lágrimas cayendo, debo contarte con dolor, querida, nuestra tragedia. // Mi padre ha visitado hoy a tu hermano, para acordar mi boda, querida, con una dote de seis cerdos.  // Yo he de cumplir lo mandado unida a tu casa, querida, convertida en tu cuñada. //  (Narrador) El 1 de marzo de 1800 ocurrió un suicidio: el de Maite y Kattalin.


9.- Laumilagarrenetik. Desde el (año) 4000

Desde el año cuatro mil quiero hablar a alguien. Ya uno mismo no se siente persona. Antes éramos carne y hueso, ahora dos números. Fíjate por favor en una estrella del cielo, hoy ya nadie sabe lo que era el alma.

10.- Salbatzailea (El salvador)

El diablo me contó el secreto de ese juego que él conoce, me dijo que el truco consiste en creer que tú mueves la ficha roja. Continúa, es tu turno, continúa por el camino marcado en el tablero. La banca siempre gana y no te das cuenta de que tú mismo eres la ficha. //  Chaval, a falta de salvadores, debes darte cuenta, no te queda otra: tienes al mesías frente al espejo. Chavala, despierta, en lugar de quejarte, la libertad no llegará al momento, sino luchando sin descanso él, tú y yo ¡Gracias a nosotros! //  Los barrotes de la carcel llevan escrita la palabra “libertad”. Dentro, quieto y formal estas encarcelado en “libertad”. Te alargan la cadena para hacerte vivir controlado, esclavo del miedo a que te la vuelvan a acortar de nuevo //  Levanta tu voz, levanta la cabeza, levanta el puño levántate, ponte en pie, esta es nuestra OPORTUNIDAD.

12. 1847

Mil ochocientos cuarenta y siete, en aquel año golpeé a Txipi de Oiartzun y desde entonces aquí ando, arriba y abajo sin haber muerto nunca, pero siempre en peligro. //  ¿No es pues una pena la planta que yo visto? 
No he tenido un duro en toda mi santa vida. A falta de hacerme con una moneda al día, mi tiempo ha huido en la esperanza de futuro.  //  El tiempo se ha ido y he comenzado a pensar que la vejez no trae cosa buena… Este año la meada es más corta que el año pasado, los zapatos han comenzado a pudrirse por la punta.  // El año pasado de pie y este año de rodillas. ¡Qué gran diferencia de un año a otro! Antes quería romper las paredes, y ahora xirri-mirri (/me arrastro). Necesito dos horas para saber dónde la tengo. //  Perdidas las muelas y rotos los dientes, la papada me golpea la garganta, ambos labios quemados por la corta boquilla de la pipa: he ahí cómo se han ido las fanfarronadas de juventud.

14. La costa de Ondarroa

La salpicadura del salitre en la costa de Ondarroa y la pasión para con su lengua de dos adolescentes. He ahí las chispas de la historia convertidas en la base de este fuego: tomando un instrumento cada uno, dando un toque distinto, el camino que comenzaron aquella noche era difícil de imaginar. La creación de la banda Kherau fue el enamoramiento por el euskera // Y de Ondarroa a Baranbio, tomando como timón el euskera, nuestra cuadrilla se nos amplió y pasó de dos a cinco. Nos fue totalmente provechosa la atmósfera de caserío, tener una perspectiva vasca y llegar a creer en nosotros mismos. En el año dos mil diez, el escuadrón es noticia: salimos descalzos al mundo a cantar nuestra historia. //  Estos años hemos sentido a veces calor, a veces frío, muchas plazas y dos funerales, una separación y una boda. Y así, cada uno de nosotros es parte de esta familia, un corazón que siente y una voz en euskera. Escuchamos muy orgullosos el ruido de nuestro caminar. ¡El camino que hemos emprendido no va a ser un viaje corto/feo!

MUNDUAN ORTOZIK (2010)

1.- Munduan ortozik — Descalzo por el mundo 


Ya me dijo mi madre: cáete, cáete, para tener la suerte de aprender a levantarte; al que necesita una cuerda para levantarse se le acaba convirtiendo en hilo de marionetas.

Mi bolsa está sucia, llena de nada y mi castillo no tiene tejado: no tengo nada, sólo me queda cantar y para ti tengo mil y un versos, querida.

¿Han de llamarme viejo por no ser joven?, ¿He de ser pobre por no tener dinero? Ya les llegará el anochecer a ellos también y así descubrirán que las estrellas infinitas en el cielo son gratuitas.

El viento también camina así, descalzo por el mundo: no necesita ni caminos ni fronteras y esos desdichados no tienen otro sueño sino poder encadenar el viento.


2.- Zortzi nobioak — Los ocho novios 


Hay una bella chica en Laukiz que ha tenido ocho novios en poco más de dos años y medio. No anduvo siempre ni fina ni limpia, y tiene al octavo bien preocupado.

El primer novio debía de ser cubero. Era buen mozo, pero de frente parduzca.

El segundo era zapatero: hubiera sido un buen consuelo, de no haber sido cojo.

El tercero era viudo, un señor heredero dueño de muchos terrenos. Si su casa no hubiera estado llena de niños, seguro que algo se hubiera podido hacer.

Al cuarto le falta la mujer, pero, además de ser viudo, resulta que también es rentador.

El quinto es Eusebio, el que tiene dos pesetas a diario.

El sexto es Eustakio Eule (el tejedor), un inocentón de pantalones viejos, un pobre coitado: conmigo te quisiste casar, pero hice que te retiraran.

Eugenio es el séptimo, a él también lo quise bastante: por casarme con él abandoné a Eustakio y ya ves tú de dónde saco tanto novio.

El octavo fue Jose, mi vecino, un mozo bien dichoso de diecisiete años: a tí estoy totalmente entregada, ¡tu serás mi esposo!

Ocho novios, ocho amores, recuerda, Josepa, quién es Eustakio; hay muchos demonios en el mundo y a mi me engaño Josepa… ¡mi propia prima!


3.- Erresinola — El Ruiseñor 


Ruiseñor, que vas a Francia, ruiseñor, encomiéndame a mi madre, pájaro de un bello bosque, vuela.

Encomiéndame a mi madre, ruiseñor, y a mi padre no le digas nada, pájaro de un bello bosque, vuela.

A mi padre no le digas nada, ruiseñor, porque me ha malcasado, pájaro de un bello bosque, vuela.

Porque me ha malcasado, ruiseñor, me ha entregado a un pastor del sur, pájaro de un bello bosque, vuela.

Me ha entregado a un pastor del sur, ruiseñor, que me obliga a recoger la cosecha, pájaro de un bello bosque, vuela.

Me obliga a recoger la cosecha, ruiseñor, y yo ya he perdido la esperanza, pájaro de un bello bosque, vuela.

Si me llevas adonde mi madre, ruiseñor, te daré un beso y un abrazo, pájaro de un bello bosque, vuela.

Ruiseñor, que vas a Francia, ruiseñor, encomiéndame a mi madre, pájaro de un bello bosque, vuela.


4.- Ostalerra — Tabernera 


Tabernera de ojos pardos, ¿a cuánto tienes el vino? Lo tengo de todos los precios, y también del otro. Lo tengo de cinco, lo tengo de seis y de siete también. Sírve una pinta del de cinco, que hoy debemos volver a casa.


5.- Jaka aldatu — Cambio de chaqueta 


Amigos, permitidme, por favor, narraros qué es pasar frío, algunas veces, y qué es bochorno, las otras: el trance del que tiene un único traje.

Los señoritos de estos lares visten al modo de su rey y yo, para acabar con mis penurias, debería cambiar de chaqueta al igual que los demás.

Cambia de chaqueta, insustancial, ándate con cuidado ya que toda tela puede quemarse; quítate una chaqueta y te vístete con otra: pronto te dejaremos en pelotas.

Quizás cansados de tanto constipado, un abrigo jamás antes visto aparece de improvisto; sacaron la corbata hoy, cuando van a atar la soga al cuello del pueblo.

La honestidad es nuestra leña, no hay combustible tan escaso como ése; por desgracia mantener la palabra dada no calienta més que el corazón.

Siempre a la moda, siempre con elegancia, siempre fresquitos en verano… habiendo perdido, a cambio, el honor; para algunos (un precio) tan barato, para algunos (un precio) tan barato…


6.- Maritxu — Maritxu 


¿Adónde vas tan guapa, Maritxu? A la fuente, Bartolo, puedes venir conmigo si quieres. ¿Y qué hay en la fuente, pues? Vinito blanco, del que beberemos cuanto queramos.

Ve tú primero, escapa hacia la fuente que tu padre nos está mirando mientras se acerca con el ceño fruncido. Si nos ve aquí, nos castigará!

Maritxu, no es el vino sino tu sonrisa la que calmará mi sed. Tranquilo, Bartolo, calma tu angustia y bebe
la miel que para tí guardo en mis labios.

Nadie mira en el negro de la oscuridad, ni ve los destellos de los ojos del amado; la noche oculta a los amantes que la luza buen seguro delataría.

Vestimos nuestro amor de secreto, es el precio de que dos desgraciados se amen. A fuerza de cubrirlo se apagará este fuego para convertirse en el adiós del duelo de las cenizas.

¿Adónde vas, Maritxu? Te estas echado atrás. El amanecer dice que vaya a casa. Me dejas aquí solo,
desasosegado, al marcharte como el agua de la fuente.

Maritxu, bella flor, ¿adónde vas? Lejos, Bartolo: ven conmigo y no nos volveremos a separar; nuestro
amor será libre, no seremos presos de nadie.


7.- Jaun Baruak — El Señor Barón 


Hace ya tiempo que el Señor Barón extendió sus lazos, atrapó un bello pájaro en el convento de monjas de Pau y, por ello, desde ahora, vivirá como antaño deseó.

Si tales lazos pudieran adquirirse en los mercados, serían comprados por los hidalgos suletinos para poder, así, atrapar con ellos tan bellos pájaros.

A finales del pasado abril, encontrándome en medio de la armada, te llevaba en el corazón, armas en mano, tú presente en el espíritu, pero no entre mis brazos.

Señor, si me deseas tanto como dices, abandona el servicio que prestas al Rey y ama al pueblo: así me sentiré satisfecha.


8.-Amak ezkondu ninduen — Mi madre me casó 


Mi madre me casó, teniendo quince años, con un marido de unos ochenta, y yo, joven muchacha… ¡con aquel viejo!

Madre, ¿para qué quiero yo a ese viejo? ¡Lo acabaré lanzando por la ventana!, ¡Ay, señor!, ¡Acabaré lanzándolo por la ventana!

Niña, guarda silencio: él es rico, aguanta uno o dos años con paciencia y, una vez muerto… ¡Vivirás feliz!

¡Que el mismo diablo se lleve al muy interesado!, prefiero a un mozo de mi edad, ¡Ay, señor, preferiría a un joven de veinte años recién florecido!


9.- All Iron (Meatzarien balada) — All Iron (balada de los mineros) 


Hierro contra las rocas, chasquidos de trabajo, un clavel de sangre florecido golpe a golpe: el dolor de los barrenadores.

Golpe a golpe los latidos, reflejos de nuestra rabia, para llenar la cuchara: hierro y más hierro; esta es nuestra balada.

El dueño de la mina, gran severo, como es adinerado (se le llama) "forastero". Al pobre: "extraño", y para el "maketo": exclavitud; este es nuestro retumbar.

Consiguiendo el jornal semana tras semana, obreros del amo, para gastarlo en (su) cantina, clientes del amo; esta es nuestra cancion demente.

Ésta es la despedida, el porqué de nuestras penas, la rebelión salvaje, el poema del ruido; nuestra primera jota.


* y ** términos despectivos para referirse a los inmigrantes no vascoparlantes: maketo (porque venían con un makuto o hatillo al hombro) y belarri-motza (literalmente: el/la de las orejas feas/cortas)